Modelo pedagógico


Tabla de contenido
1-Reflexiones Conceptuales del Modelo pedagógico
2-Naturaleza de las relaciones Pedagógicas del Acto Educativo


Presentación
Una de las primeras funciónes que incumben a la educación consiste en lograr que la humanidad en su dimensión personal y colectiva pueda dirigir su desarrollo, para responder a su misión fundamentalmente humanista, y a las necesidades de desarrollo social. Y nada más expresivo en esta tarea para la Institución que un Modelo PEDAGÓGICO “APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO PROBLÉMICO” pertinente a su condición y naturaleza social.

Lo anterior señala transformaciónes frente a la modernidad y al futuro, logrando avanzar hacia un mundo mejor, más humano, teniendo presente la gestión, la planificación, la cultura, los niveles de participación, los procesos de comunicación, las técnicas, las metodologías, y las características de enseñabilidad y educabilidad para lograr un Modelo PEDAGÓGICO eficaz, flexible y abierto.

Volver
1-Reflexiones Conceptuales del Modelo pedagógico

1.1-Pedagogía y Educación
La educación es entendida como un proceso formativo que permite despertar las potencialidades del alumno, para hacerlo un ser integral comprometido con el conocimiento. En dicho proceso interactúan y crecen los protagonistas del acto educativo: Estudiantes, Maestros y sociedad, trascendiendo los límites de lo cotidiano, superando lo utilitario, formando un ser humano responsable de su destino, que participa en las decisiones que lo afectan, autónomo, es decir, que orienta su propio comportamiento, entendido como un conducirse “a sí mismo con otro o con otros” en un contexto social determinado.

De esta manera la Institución Educativa Félix de Bedout Moreno entiende la pedagogía como una reflexión acerca de la educación, del educando, de la sociedad y del acto comunicativo mismo (didáctica) reflexión que permite entender que es necesario superar la antigua concepción de la enseñanza, que la ubicaba como transmisión de conocimiento, que los conocimientos adquiridos no son artículos de consumo, independientes de los sujetos que los asimilan y que la educación y la enseñanza son experiencias significativas que articulan la teoría y la práctica, donde el maestro es un dinamizador, un forjador de valores que se presenta como Modelo de identificación, que enseña con el testimonio, y que despierta el deseo de ser y de conocer en el educando.

La pedagogía se entiende entonces como una reflexión sobre el acto pedagógico y didáctico para establecer las relaciones e interacciónes que se requieren en el proceso enseñanza - aprendizaje y en el proceso educativo en general, en su intención de integralidad.

Volver
1.2-Enseñabilidad y Educabilidad
El proceso educativo debe dar cuenta de la importancia de los conceptos de educabilidad y enseñabilidad, como el espacio donde se encuentren respuestas claras a interrogantes tales como: ¿De qué conocimientos debemos disponer en común los ciudadanos? ¿Qué valores queremos compartir? ¿Qué conductas queremos alentar? ¿Qué sociedad queremos formar? ¿Qué público queremos ser? ¿Qué condiciónes buscar para hacer posibles las realizaciónes individuales, nuestro crecimiento moral y nuestra responsabilidad social?.

De acuerdo con lo anterior, cuando se habla de "Enseñabilidad" se alude a la necesidad de pensar los saberes no sólo en términos de su coherencia interna sino también en relación con las competencias de los alumnos que deben aprenderlos, y a las condiciónes que deben cumplirse para asegurar la asimilación del conocimiento, pues se presume que los conocimientos son enseñables. Igualmente se refiere a los modos como esos conocimientos deben ser presentados para darles un significado en la relación pedagógica.

De igual modo, lo que se ha llamado “Educabilidad” está relaciónado no sólo con la capacidad de realizar determinadas operaciónes lógicas, sino también con el significado que será posible atribuir a los conceptos en relación con la experiencia de los estudiantes. La educabilidad implica la apropiación de las teorías pedagógicas y psicológicas del aprendizaje. Pero dado que la competencia está situada y determinada culturalmente, es necesario trabajar también con las herramientas que permiten aproximarse a la cultura.

Volver
1.3-Relación Enseñanza/Aprendizaje
Se concibe la enseñanza como un acto comunicativo eficaz, creativo y significativo, de doble vía, en el cual el emisor y el receptor mantienen una relación empática, crítica, y dinámica, que genera procesos de pensamiento, y por ello, es generador de transferencias en las cuales el emisor es a veces receptor y vicevers.

Se trata de una comunicación horizontal, democrática, participativa, en la cual los elementos fisiológicos, actitudinales y paradigmáticos denotan una apertura hacia el otro, configurándose el maestro como un facilitador de procesos, y el alumno, como un ser capaz de ”apropiarse de la realidad” en la cual vive; es decir, capaz de encontrarle sentido a lo que aprende, razón por la cual se le convierte en significado.

No obstante, si se plantea la enseñanza-aprendizaje como un proceso, debe preguntarse:

¿Qué competencias se han de favorecer en la acción educativa para potenciar el aprendizaje significativo¿Cómo enseñar y cuando hacerlo? ¿Qué aprender y cómo hacerlo?

Esto refiere la necesidad de llevar a cabo una planificación de actividades de enseñanza y aprendizaje, que permita alcanzar los propósitos establecidos, donde maestro y alumno estén conscientes de sus prácticas, consideren el currículo como un proceso de reflexión permanente, de acercamiento al pensamiento crítico y de aprendizaje significativo.

Pero este aprendizaje para ser significativo en su relación con la enseñanza necesita de interacciónes como:

Se comprende, entonces, que la formación humana debe ser asumida como un proceso en continuo cambio, que se construye momento a momento, dado por procesos de orden, desorden, incertidumbre, interacciónes, inestabilidad y organización, donde interviene todo un conjunto de subsistemas interrelaciónados, cuya intenciónalidad es la transformación del individuo.

Sin embargo, no todo puede ser controlable ni predecible y ésto debe ser tenido en cuenta en la estructuración y reestructuración de los proyectos educativos instituciónales, del currículo, y del Modelo pedagógico.

Volver
1.4-Modelo pedagógico y sus aspectos constitutivos
En la Institución Educativa Félix de Bedout Moreno, la enseñanza y el aprendizaje se orienta con un Modelo Pedagógico que nombramos “APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO PROBLÉMICO” , este Modelo se fundamenta en la “TEORÍA DE APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO” propuesto y desarrollado por DAVID AUSUBEL, la cual tiene como fin hacer del aprendizaje una tarea con significado .y Medina
El aprendizaje significativo según Ausubel, es el mecanismo mental humano donde interactúan los conocimientos previos con el nuevo conocimiento en cualquier campo del conocimiento. La propuesta Ausubeliana Permiten jerarquizar el conocimiento., Los mapas conceptuales Son herramientas y estrategias que ayudan a los estudiantes a aprender acerca del aprendizaje significativo y acerca de la construcción del conocimiento
De acuerdo con Medina,”podemos definir la enseñanza problémica como un proceso de conocimiento que formula problemas cognoscitivos y prácticos, utiliza distintos métodos y técnicas de enseñanza y se caracteriza por tener rasgos básicos de la búsqueda científica. El propósito central de la enseñanza problémica no consiste, únicamente, en facilitar los caminos para acceder al conocimiento, sino, fundamentalmente en potencializar la capacidad del estudiante para construir con imaginación y creatividad su propio conocimiento, desarrollando en él, un espíritu científico y la disciplina del trabajo académico” (1997:105).
La enseñanza problémica está constituida por cuatro categoría fundamentales, según Fernández (2000): la situación problémica, el problema metodológico docente, las tareas y preguntas problémicas y el nivel problémico de la enseñanza.

La situación problémica

es aquella situación pedagógica, sea producto de las áreas de conocimiento o de la vida real que origina diversas preguntas que es necesario resolver. Entre sus características está el hecho de ser producto de una necesidad de conocimiento de los estudiantes, representa un desafío novedoso a su mente, no puede ser resuelta con el conocimiento que estos poseen en el momento y, obliga a uso de estrategias, métodos, técnicas y Modelos, convenciónales o no, para encontrar la solución o no. La situación problema se enuncia como aquella


“ que no sabes resolver cuando se te presenta… Implica una pregunta que no sabes responder o una situación que eres incapaz de resolver usando los conocimientos que tienes inmediatamente disponibles.” Kantowski (1977)

El problema metodológico docente

es el proceso reflexivo a través del cual a partir de la situación problémica, de su descripción, análisis y de los conocimientos que se van adquiriendo en este tipo de reflexión en la búsqueda de su solución, se construye el inventario de recursos intelectuales y metodológicos, didácticos, bibliográficos, culturales y técnicos, para abordar el problema central.

La tarea metodológica

consiste en la definición de las estrategias, métodos, técnicas en instrumentos para recolectar información y crear conocimiento; la definición del conocimiento faltante y la búsqueda del conocimiento para responder las preguntas y la solución al problema. Estos tres aspectos implica las siguientes actividades o momentos: convertir el problema común en situación problémica, precisar la pregunta central, desglosar el problema central en preguntas problémicas, precisar el conocimiento faltante, definir estrategias y métodos para la búsqueda de ese conocimiento, contestar las preguntas problémicas y soluciónar el problemas central.

El nivel problémico de la enseñanza

“es entendido como la relación que existe entre el conocimiento inicial y la asimilación de nuevos conocimientos durante la labor problémica, en un proceso que se desarrolló a través de un conjunto de operaciónes intelectuales en las que el individuo, no sólo asimila los contenidos del saber en forma conciente, sino que descubre su propia posibilidad para la búsqueda de conocimientos, se percata de su potencialidad creadora y recreadora de los mismos, de la capacidad de su imaginación y su utilidad en la solución de dificultades y se le despierta internamente el interés por la investigación. Medina (1997:118).

La clase problémica

A diferencia de una clase magistral, cuyo objetivo fundamental es la transmisión de conocimiento, la clase problémica se orienta a adquirir y desarrollar por parte de los estudiantes la capacidad individual y colectiva para acceder al conocimiento científico, crear y recrear su propio conocimiento a través del esfuerzo y la sistematicidad del pensamiento científico y la investigación. En ésta clase se trasciende el rol pasivo de los estudiantes y se activa la capacidad de interrogarse, de buscar y organizar información, de trabajar en equipo, de cualificar los sentimientos y emociónes, de asumir e inventar estrategias, es decir se trata de un taller de adquisición y creación de conocimiento. Lo fundamental no es memorizar los contenidos que está adquiriendo, sino la capacidad para observar, describir, comparar, clasificar, relaciónar, conceptuar, formular hipótesis, formular preguntas, indagar, analizar, argumentar, soluciónar preguntas y contrastar teorías y leyes, su voluntad de saber, su creatividad, su imaginación, su conocimiento personal y espiritual en dos palabras lo principal es su mente científica y su espiritualidad. No se entregan los conocimientos científicos acabados, sino que se le permite con la ayuda de la historia epistemológica de las ciencias, comprender los procesos de creación de ese conocimiento y entender que el conocimiento científico es histórico, cambiante, que implica el esfuerzo, la lucha, la aceptación, el rechazo, el olvido, el dominio y el poder por la verdad; sin embargo esta verdad no es más que una explicación posible, entre otras, a los problemas planteados.
El maestro es aquel sujeto de saber, que crea y posibilita las condiciónes para adquirir y producir conocimiento a partir de situaciónes de la vida real o del área, enfatizando la formulación y solución de problemas. Es aquel conciente que el conocimiento, a decir de Nietzche, es un producto de la tensión, de la lucha entre las pulsiones de odio, desprecio y risa. La primera le permite al estudiante la confusión y el alejamiento o distancia del objeto, la segunda la marcha y la inmersión en esa distancia del objeto y cuando se produce el conocimiento aparece la tercera como símbolo de su adquisición. Esto es así porque la mente se enfrenta a lo desconocido, a la incertidumbre y parte de la ignorancia. En otras palabras, adquirir, crear y producir conocimiento, tiene como fundamento la ignorancia, el no saber. Por ello la actitud del maestro es la de un guerrero del conocimiento que incita, contagia, desafía la mente del estudiante y moviliza éstas pulsiones para que el estudiante sea competente.

Volver
2-Naturaleza de las relaciones pedagógicas del Acto Educativo

Presentación
Hacer realidad la fundamentación y la conceptualización de un Modelo pedagógico, instituciónalmente adoptado, sólo es posible si concebimos la pedagogía como una disciplina conformada por un cuerpo de doctrinas que fundamenta las relaciones pedagógicas entre los diferentes actores (sujetos) del acto educativo, el objeto de dicho acto (la docencia, la investigación y la proyección social) el entorno o medio externo de influencia en el cual se realizan tales interrelaciones, y los objetivos del conocimiento.

Se describen entonces, en este aparte, las relaciones básicas, y sus presupuestos básicos, desde la óptica Instituciónal, es decir como propuesta factible de ser implementada.

Volver
2.1-Relaciones de cada sujeto consigo mismo
Como el eje de desarrollo del Modelo pedagógico gira alrededor de las múltiples interacciónes de los diferentes sujetos que intervienen y participan en el acto educativo, se parte del supuesto de que para que esas relaciones interpersonales sean fructíferas y eficaces se requiere que cada sujeto, previamente, haya construido una adecuada relación intrapersonal.

En este sentido, se habla de una relación del sujeto consigo mismo, ya que si no se dan en él los procesos de introspección y de reflexión que lo lleven a su autodescubrimiento, no podrá contribuir mediante el acto educativo al desarrollo del autotelismo: el autocontrol, la autonomía, la autoestima, la responsabilidad, la capacidad de discernimiento y de decisión como características esenciales de lo formativo y educativo de dicho acto, requeridas en la población de educandos de la Institución, y que se aprenden y se afirman, más que a través de la simple enseñanza dirigida, mediante la vivencia por parte de cada persona y su irradiación, vía Modelo o ejemplo, a todo el grupo en real interacción.

Volver
2.2-Relaciones entre los sujetos como personas

2.3-Relaciones entre los sujetos y los diferentes saberes
Los diferentes tipos de saberes que constituyen el conocimiento validado o no por las comunidades académicas , son la base del Modelo pedagógico, y se desarrollan a través del diseño curricular .

Por tanto, ésto posibilita fundamentar el Modelo pedagógico en la línea de algunos de “los saberes necesarios para la educación del futuro” , definidos por Edgar Morín como: El desarrollo de la capacidad de combatir y/o desterrar el error y la ilusión como las principales cegueras del conocimiento; afianzando la búsqueda de la pertinencia del conocimiento y haciendo que todo acto educativo evidencie las características de contextualización, globalización, multidimensionalidad y complejidad de todo auténtico conocimiento pertinente; y siendo capaz de enfrentar la incertidumbre, en toda su naturaleza histórica, a través de la metodología por él denominada como “ecología de la acción”.

Obviamente la interacción de los diferentes sujetos, principalmente docentes y alumnos, con estos saberes así identificados, tiene referentes instituciónales específicos para unos y otros.

Volver

2.4-Relación entre los sujetos, el contexto y su interacción con la institución
Responder adecuadamente a esto exige definir políticas de relación instituciónal con el contexto o medio externo de influencia, diseñar programas de proyección instituciónal hacia ese medio externo, determinar mecanismos de seguimiento de dichos programas y, en fin, valorar la incidencia en el proyecto educativo instituciónal de la relación de la institución con su contexto o medio externo de influencia.

Volver